Esta es mi primera reseña fantástica, y es para mi un honor el poder dedicar este primer espacio a la grandísima Laura Gallego, con su maravillosa trilogía: «Guardianes de la Ciudadela», más concretamente con el primer volumen, titulado: «el bestiario de Axlin».

Este es un precioso ejemplar (describo primero su físico, si no os importa), de tapa dura en mi caso, (he visto la versión tapa blanda también, pero por un poquito más de dinero, merece la pena tener el formato tapa dura, hacedme caso). El diseño de la cubierta es espectacular, en colores verde y dorado en relieve, que le dan un toque… ¡Ains! tenéis que tenerlo en vuestras manos para saber a lo que me refiero. Una auténtica joya de 508  páginas que, (no os asustéis, os van a saber a poco), os mantendrán totalmente enganchad@s a su historia. De principio a fin.

En las redes sociales podréis encontrar algún que otro resumen de esta obra, más amplio o más escueto, pero también es cierto que quizá el amigo Spoiler os haga una non grata visita… así que yo os voy a intentar hacer una reseña libre de ese sufrimiento innecesario.

El bestiario de Axlin cuenta la historia de un mundo plagado de monstruos. Nadie sabe de donde vienen, por qué hay tantos, por qué no se extinguen… el caso es que estos bichos indeseables (que por cierto, hay muchos y muy variados), atacan a todo hijo de vecino que se encuentran por delante. La gente vive en aldeas que, en mejor o peor condición, luchan por subsistir como pueden. Algunas consiguen sobrevivir, otras caen en el olvido…

Axlin es una joven, la protagonista de esta historia, que ha crecido con el temor de que ella podría ser la siguiente en desaparecer debido a los monstruos, y haciendo uso de sus habilidades e ingenuidad, se propone estudiar todo lo relacionado con esas horribles criaturas, y plasmarlo (de puño y letra), en un libro que servirá para que en un futuro no muy lejano, pueda ayudar a otros a saber defenderse y sobrevivir. Este afán por aprender y proteger a su gente, le impulsa a huir de su aldea natal, adentrándose en un mundo inmenso y plagado de peligros, que la llevarán a conocerse mejor a sí misma, sus limitaciones, virtudes, sus sentimientos… pero también se topará con diferentes situaciones y personas que de alguna u otra manera marcarán su vida.

PUNTO FUERTE:  El desarrollo de la trama, algo que para mi Laura siempre ha sabido llevar muy bien en todas y cada una de las novelas que he leído de ella. No te aburre ni desconecta en ningún momento, todo lo contrario. Digno de admirar.

También, por añadir un dato curioso y a la vez fascinante, TODOS los nombres de los personajes que aparecen en este libro, llevan la letra X en sus nombres. Has tenido que darle mucho al coco para conseguir esto, Laura. Me quito el sombrero.

PUNTO FLOJO:  La verdad no he visto ninguno. Quizá por decir algo, cuando se acaba el libro y te quedas ahí… pues eso, jeje.